El miedo en el Perú (Siglos XVI al XX)(Claudia Rosas Lauro)

Flama y respiración (Carlos López Degregori)

Los Andes: cincuenta años después (1953-2003). Homenaje a John Murra (Ana María Lorandi, Carmen Salazar-Soler y Nathan Wachtel)

Neguijón (Fernando Iwasaki)

El libro de barro y otros poemas (Blanca Varela)

____________________________________________________________

Tantas veces Blanca Varela

por Reinhard Huamán Mori

 

Blanca Varela
El libro de barro y otros poemas
Lima: Instituto Nacional de Cultura, 2005.

________________________________________________

Algunos meses atrás, el gobierno, por intermedio del Instituto Nacional de Cultura, decidió condecorar con la Medalla de Honor a cada uno de los artistas de la Generación del 50. Desde todo punto de vista, la decisión estuvo acertada en cuanto reconocimiento a la destacada labor de cada uno de los poetas y narradores que sobresalieron no solamente en el país, sino que traspasaron e influenciaron a escritores de diversas nacionalidades e idiomas, entre los cuales destacan Luis Loayza, Jorge Eduardo Eielson, Blanca Varela, Carlos Germán Belli, Mario Vargas Llosa, entre otros. La intención por parte del Estado es encomiable, porque su habitual silencio y olvido frente a la cultura ya no suponen una ceguera con respecto a sus escritores y poetas. Sin embargo, a falta de una mensualidad de por vida, a falta de la publicación de las obras de cada uno de los autores homenajeados, nos damos cuenta que esta simbólica condecoración refleja la grave miopía de los representantes culturales de la nación. No obstante, y haciendo a un lado estas tremendas omisiones, el INC ha publicado una selección de los poemas de Blanca Varela titulada El libro de barro y otros poemas .

La antología tiene el mérito de que la selección y el título del libro han sido elección de la propia autora, además de que está orientada a los investigadores y público en general. Por tal motivo, y en contra del mercado editorial, es gratificante ver que esta publicación está económicamente al alcance de todos: nuevamente la intención del Estado por acercar la cultura y la producción de sus propios escritores a los lectores es atinada. Sin embargo, se han cometido pequeños errores como la no inclusión de artículos y apreciaciones sobre la obra poética de Blanca Varela. Una edición con algunos estudios no solo permite al lector tener una apreciación de la poesía de la autora, sino también forjarse sus propias opiniones, sean a favor o en contra, lo cual implica la formación de un agente activo y pensante. Aún así, El libro de barro y otros poemas empieza con un prólogo de la poeta Giovanna Pollarolo, al cual titula “El diálogo desesperado de Blanca Varela”.

El prólogo de Giovanna Pollarolo más allá de enfocarse en un punto específico y profundizar en ello, intenta dar una opinión panorámica de la poesía de Blanca Varela. El prefacio está dividido en cuatro partes: la primera es principalmente biográfica; en la segunda hay un esbozo de crítica y un ligero abordaje de la poesía de Varela; las partes tercera y cuarta bien podrían conformar una sola por su brevedad, y por ello mismo casi no dicen mucho, más bien repiten algunas apreciaciones ubicadas en las secciones anteriores. En esta introducción, los aspectos biográficos, los puntos de vista sobre la poética vareliana y las opiniones personales se mezclan muchas veces cayendo en vacíos y vagas impresiones: “Es cierto que no es una poesía ‘fácil' la de Blanca Varela en el sentido convencional; pero su dificultad no pasa por la oscuridad voluntaria de quien elude la comunicación: para leer a Blanca Varela es preciso disponerse al sobresalto, a la tensión, a la desesperanza y al miedo”.

No obstante su gran tamaño y su enorme tipografía, El libro de barro y otros poemas ofrece al lector una diagramación convencional que no logra cubrir las grandes sábanas blancas de la página. Aun así, es posible leer los poemas seleccionados y darse cuenta del progreso y evolución que ha experimentado la poesía de Blanca Varela con el correr de los años. Desde la publicación de Este puerto existe en 1959 se podía advertir la reconstrucción de una condición de ser humano carcomido, partiendo de la introspección y del interior de una voz poética que se alejaba de la temática social y sexista de la época. Ello permitió la edificación de una poética en donde el mundo representado se nos mostraba como una realidad hostil y lacerante, muchas veces irónica y violenta. Con el transcurso del tiempo, se publica Luz de día y posteriormente Valses y otras falsas confesiones , poemario mucho más sólido que los anteriores como propuesta técnica y simbólica. Ya con Canto villano Varela tiende a la concentración y a la economía de las palabras para expresar las emociones humanas a partir de la profundidad abismal de un ser que se muestra despavorido e indefenso ante las duras condiciones de la existencia. Esta temática, reiterada en todos sus poemarios, va tornándose cada vez más densa, trágica y desgarradora. Pronto vendrían Ejercicios materiales, El libro de barro, Concierto animal y El falso teclado , libros en donde su temática abandona ese primer aliento surrealista hasta llegar a la construcción de una imagen de dimensiones metafísicas.

En pocas palabras, El libro de barro y otros poemas , a pesar de sus desaciertos, logra ofrecer al lector todo el panorama que la poética de Blanca Varela ha recorrido y alcanzado; si bien es cierto no desde el principio, pero sí desde su etapa de madurez. Por ello es rescatable y meritoria la intención del INC, sin embargo, creemos que con un poco más de paciencia y tino pudo haber sido una excelente publicación

© Reinhard Huamán Mori, 2005

__________________________________________________
Para citar este documento: http://www.elhablador.com/resena9_5.htm
home / página 1 de 1
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________
contacto | quiénes somos | colaboraciones | legal | libro de visitas | enlaces | © el hablador, 2003-2004 | ISSN: 1729-1763
:: Hosting provisto por Hosting Peru ::
Hosting