Nº23
revista de literatura
 
Siguenos en:
 
 
 
Contacto Quiénes somos Colaboraciones Legal Enlaces Buscador Primer Hablador
 
 
creación
 
María Belén Milla Altabás

 

 

Ya no quiero hablar de la transparencia

Ni de la utilidad de los metales y la topografía
nací con los ojos demasiado abiertos
y por eso me escondo
cuando algo demasiado bello
aparece
tengo veintiséis años y he dado
veintiséis veces la vuelta alrededor
del sol
y novecientas veces cinco mil veces la vuelta
alrededor de mí
tengo veintiséis años y ningún
agujero
que me dé frío
ninguno
la vida se me acerca como un pajarito
y mi boca y mis ojos y toda mi espalda
llenas de alpiste y el mejor verano
no me mires así
te juro que tengo los pies en la tierra
pero estas cosas
la poesía el lenguaje que me cuesta
la estructura de la muerte y todos sus sótanos
me persiguen como niños gritones en Navidad
yo solo quiero vivir decentemente
desapercibida
que no me tomen en serio
si un día comparo
tu rostro
con una ventana abierta
al lado del abismo


Algunas transustanciaciones

A Christophe


me abrazas
me convierto en el lago más puro
me abrazas y no sabes
que a veces caigo
en el agua como piedra
y olvido la política y el
hambre y mi falta de futuro
y el dinero que nunca tengo
me abrazas
miro al Sur al Este
escucho el nacimiento de las orcas
olvido sacar la basura lavar los platos
me abrazas cariño
y se me cae el café
perdón
ensucié tu camisa blanca

tus manos de centellas de pintura de Cézanne
ahora aumentará el tráfico y llegarás
tarde al trabajo
y tu jefe te pedirá explicaciones
y le dirás que la poesía que las
transustanciaciones
que la difícil temperatura
de los lagos imaginarios
y la poesía nuevamente
pero él no te va a creer
perdón
me convertí en el lago
más puro



Convivencias

En mi garganta hay un ser
más grande que yo
más hermoso
más vivo
que yo
que me habla de la paz
de los seres humanos
de la altura del Kilimanjaro de la gratitud del amor azul de Chagall
hay un ser que me dice
que tengo que ser mejor que tengo que
empezar a reciclar
y dejar de fumar
y amar
amar
como si todos hubieran escupido felicidad en mi espalda

hay un ser en mi garganta
que es más bueno que yo más
noble que yo

y que me cansa


Enterremos la cabeza en un lugar irrelevante

como la poesía
o el espacio entre nosotros y la vida
irrelevante como las estrellas que sabemos
que existen que combustionan que nunca
van a tener un nombre que suene como si fueran
todos los días primavera
irrelevante en el tiempo en el espacio
como ocurre cuando se advierte
la putrefacción la violencia invisible la brillante basura
del brillante progreso
o cualquier organismo en decadencia
mientras se observa una flor
y se acaricia algo decididamente hermoso
enterrémosla en un lugar irrelevante
como las posibles explicaciones del vacío
para que crezca como un radiante muchacho
o muchacha
que crea en la política y escriba poesía
y que exista de verdad exista y sueñe con el color
azul y la verdadera altura del molle
y no tenga miedo nunca tenga miedo
de cometer los mismos errores
que nosotros
incendiarse
escupir al cielo

 
 
 
©María Belén Milla Altabás , 2019
 
María Belén Milla Altabás (Lima-Perú, 1991)
Estudió Literatura Hispánica en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Es autora de los libros de poesía Archipiélago (Celacanto, 2016) y Amplitud del mito, publicado en Perú (Alastor Editores, 2018) y en España (Liberoamérica, 2019); y coautora del libro Había una vez una peruana (Xilófono, 2018). Ha sido editora de la antología de poesía Liberoamericanas: 140 poetas contemporáneas (Liberoamérica, 2018) y ha participado como traductora en la antología bilingüe de José Watanabe Todo cuerpo es tótem (Artepoética Press, 2019). Actualmente estudia un máster en Estudios Medievales en la Universidad Complutense de Madrid.
 
 
 
 
El Hablador 2003-2019 © Todos los derechos reservados | ISSN: 1729-1763